AMLO ve con buenos ojos la decisión del Peña Nieto y del Congreso de la Unión de elegir al nuevo Fiscal Anticorrupción una vez pasadas las elecciones de 2018. Y ciertamente sí es mejor, pues cualquier persona que pudieran colocar hoy día, sería un escándalo.

Un escándalo porque si es un Fiscal Autónoma:Peña Nieto y varios de su gabinete, hasta podrían terminar tras las rejas sin terminar su sexenio. Y si colocan a un amigo carnal, pues dictarían su sentencia de muerte como partidos el PRI, PAN y PRD.





De cualquier modo si AMLO sigue moderado de aquí al final de las elecciones, estará ganándolas de forma arrasadora, ya que el PRIANRD ya están destinados al fracaso e incluso a desaparecer como partidos.

 
Aquí el video:
 
https://www.youtube.com/watch?v=sLaz6692Ww8