Es claro que los grandes empresarios mexicanos exportadores, no van a negociar incrementar los salarios en México, pues se reducirían sus ganancias. El superávit de México frente a Estados Unidos crece cada vez debido a lo anterior: Muchas ganancias de tras nacionales en México y un salario mínimo que no alcanza para nada.

Es cierto que el gobierno mexicano no tiene vergüenza y sí ha propiciado artificialmente mantener los salarios bajos de los mexicanos. El medio Detroit News publicó que un trabajador gana U$2 (dos dólares) por hora por ensamblar un auto de U$40,000.00 (cuarenta mil dólares).





De tal forma que el Tratado de Libre Comercio está a punto de terminar a pesar de que los más beneficiados han sido los empresarios de Estados Unidos. El gobierno mexicano prefiere devaluar la moneda mexicana que subir los salarios.

Un buen ejemplo es que China, que los salarios ya están mejor que algunas partes de Europa.

 
Aquí el video de Servimat: