Hasta hoy día la arquitectura de viviendas y edificaciones realizada por los humanos, está basada en el cuadrado o edificaciones cúbicas. Incluso hay rascacielos que en Japón o Estados Unidos pueden llegar a los 80 niveles.

También existen construcciones israelitas judias de tipo subterráneo en México o otros países latinos como bunquers de salvamento en caso de que tengan que abandonar Israel en algún momento.

Pero ¿qué pasaría si ya sean rascacielos o edificaciones subterráneas basadas en el cuadrado/cubo llegan a sufrir un movimiento demoledor de 10 grados Richter o más? Simplemente ese egoísmo de salvarse solo unos cuantos (las élites) les serviría absolutamente de nada.





En alguno de los campos de trigo de Inglaterra y Alemania, se han encontrado algunos mensajes, que tendrían que ver con un mensaje de tipo arquitectónico, donde se plasma al hexágono, como base arquitectónica. Ese tipo de arquitectura la podemos ver de forma natural en los panales de abejas.

Hoy día en una buena oportunidad de México, para re-construir lo demolido por el último sismo con ésta nueva arquitectura poligonal, ultra-resistente a sismos mayores a 9 grados Richter.