En paz descanse, el último de los grandes científicos que ha tenido México: Dr. Rene Drucker Colín. Su legado en el área de fisiología y neurobiología celular, quedó plasmado en más de 400 tesis acerca del tema.

Colaborador y articulista en varias revisas de divulgación científica, y en su último cargo, Director del Instituto de Ciencias de la Ciudad de México. Un orgullo siempre para nuestra alma mater: la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México), quien en un comunicado lamentó el fallecimiento de tan ilustre científico.





No cabe duda que la capacidad de los mexicanos en muy alta. En ésta nueva etapa en México, donde se debe de rescatar al país y a la ciencia del abandono, hace falta proveer a los jóvenes y a los niños de educación de alta calidad, y gratuito, dando marcha atrás a las Reformas Estructurales, para poder producir nuevos talentos en ciencia y tecnología.

Ojala pronto vivamos una era de erradicación de la corrupción, para poder alcanzar nuestro desarrollo a plenitud.

Descanse en paz Dr. René Drucker Colín.