Presuntamente, a pesar de que Emilio Lozoya quien fuera coordinador de campaña del entonces candidato a la presidencia Enrique Peña Nieto en 2012, negoció o aceptó los sobornos de Odebrech que que fueran transferidos a Meinl Bank (paraíso fiscal en Islas Vírgenes), él no recibió ningún dinero.

Lo cual implicaría que ese dinero presuntamente se fue a la campaña de Enrique Peña Nieto, por la coincidencia de fechas de las transferencias y los inicios de campaña de Peña Nieto, entonces candidato del PRI a la Presidencia de la República y que alguna otra persona diferente lo debió de haber retirado.





En documentos mostrados por Raúl Ramos, periodista de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad A.C. , se visualizan todas las fechas montos y transacciones, que ascienden a loa 10 millones de dólares en total.

La excusa de la PGR para no investigar es que la Fiscalía de Brasil no le ha entregado información del expediente y se la ha dilatado. Pues conociendo el proteccionismo y el tráfico de influencias en México, la Fiscalía de Brasil no va a soltar la información hasta que no concluya su investigación.