El oro verde, el aguacate, está duplicado en su precio por kilogramo, $71 (setenta y un pesos), o quizá se le podría llamar el bitcoin verde. La demanda en el mundo ha aumentado, pero que pasa en México: nos dejan sin aguacate y nos lo venden a los propios mexicanos al doble.

Con lo anterior hay un desequilibrio, que solo beneficia a ejidatarios y dueños de grandes que se la pasan exportando todo lo que les permite producir tierra mexicana.

La inflación real está entre 6% y 7% anual acumulado, es decir, la más alta en décadas en México. La política financiera no contribuye para el beneficio de los mexicanos, sino para tratarnos casi como esclavos viviendo en el siglo 19 (diecinueve), es decir, la Revolución Mexicana, ha quedado echada por la borda.





El salario mínimo de U$5 (cinco dólares) en México por la jornada de 10 horas, comparado con el de Estados Unidos, de U$60 (sesenta dólares) por la misma jornada, es la regla simple del porque hay tanta migración a Estados Unidos.

El TLCAN (Tratado de libre comercio de América del Norte) no ha ayudado en nada que las clases más humildes de México salgan de la miseria, sino que incluso han provocado una reducción de la clase media.

Aquí un dato interesante, el promedio de inflación de 1970 hasta 2017, es de 25% (veinticinco por ciento) anual, que si multiplicamos 25% por 47 años … se plasma una inflación de 1,1175% (mil ciento setenta y cinco por ciento), que va de la mano con el mismo nivel de devaluación de nuestra moneda.




Ni el gobierno ni la Bolsa Mexicana de Valores, necesitan de los impuestos ni los trabajadores, pues ellos y los grandes potentados tienen acceso a préstamos ilimitados, a tasa cero, pero creo que no lo están pagando, pues solamente basta ver que con Fox, Calderón y Peña Nieto, la deuda pública se ha triplicado.

 
Aquí el video de Kaiser Report (Rusia Televisión):