En una investigación realizada por las Senadoras Mariana Gómez del Campo y María del Rosario Guzmán dan a conocer los nombres tanto de Diputados Federales como Diputados Locales del Estado de Veracruz, que forman una red de complicidad, corrupción y mal manejo de recursos del erario público desde hace uno o dos gobiernos anteriores del Estado de Veracruz.

Algunos cínicos a pesar de haber cometido peculado, es decir , la malversación de recursos públicos o lo que es lo mismo, la apropiación indebida de valores que han sido confiados en razón de su cargo, están listos incluso para ser candidatos a presidencias municipales.

Calculan que ese desfalco tuvo consecuencias de no realizar pagos de salario a los trabajadores del Estado de Veracruz durante 3 (tres) meses.

Entre los nombres principales de realizar peculado, se encuentran Antonio Tarek Abdala, ex-tesorero de la Secretaria Finanzas de Veracruz, que entre 2012 y 2015 adjudicó contratos a empresas fantasma por bienes y/o servicios que nunca se entregaron, totalizando un desfalco de $23,000,000,000.00 (veintitrés mil millones de pesos) y hoy éste ladrón, siendo Diputado Plurinominal del PRI en la actual legislatura, tiene su proceso de desafuero estancado.





Adolfo Mota Hernandez, otro Diputado Federal del PRI en la actual legislatura, en la presente legislatura, fue Secretario de Educación en Veracruz, quien entregó casi $320,000,000.00 (trescientos veinte millones de pesos) a empresas fantasma, inhabilitadas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Edgar Espinozo Carrera, Diputado Federal en la actual legislatura por el Partido Verde Ecologista, fue Oficial Mayor de la Secretaría de Educación del Gobierno de Veracruz, donde avaló contratos a empresas fantasma.

Noemi Guzmán Lagunes, actual Diputada Federal del PRI, encabezó la Secretaría de Protección Civil en Veracruz del 2010 al 2015, donde entregó 9 contratos por casi $9,000,000.00 (nueve millones de pesos a empresas fantasma).

Alberto Silva Ramos, Diputado Federal del PRI, fue Secretario de Desarrollo Social de Veracruz, donde hizo contratos por $243,000,000.00 (doscientos cuarenta y tres millones de pesos).

Vicente Benitez Gonzalez, es Diputado Local de Veracruz por el Partido Nueva Alianza; fue Tesorero de la Secretaría de Finanzas en la administración de Duarte, pero renunció debido a qué la Policía Federal le decomisó $25,000,000.00 (veinticinco millones de pesos) en efectivo, por no poder comprobar el origen y destino de esos recursos. Cínicamente, éste tipo regresó a la Administración Pública Estatal en marzo de 2015 como oficial mayor de la Secretaria de Educación.

Aquí la red de corrupción del PRI, ladrones cínicos, y aunque las senadoras que los desenmascaran son del PAN, pues el PAN tampoco canta mal las rancheras si se le busca el hilo al Escándalo Odebrech-Felipe Calderón y Javier Duarte.

Como lo dicen las senadoras, hace falta voluntad política de la PGR. Pues les solicitamos a las senadoras, que hagan otro punto de acuerdo para obligar a la PGR a abrir el Expediente Odebrech, entregado por el Procurador de Brasil a la PGR.

Otro punto, si se recuperan los recursos desviados, se deben ir directo al Capital de la Deuda que Adquirio en Marzo de 2017, el Congreso de Veracruz, a petición de su Gobernador actual, Miguel Ángel Yúnes.