En un análisis del Dr. en Matemáticas Ángel Banderas Puga, de la Universidad Autónoma de Querétaro, nos explica a través gráficas de organismos internacionales e incluso de la Secretaria de Hacienda, cómo PEMEX es una de las empresas con más ganancias a nivel mundial, y de las que menos les cuesta producir un barril de petróleo; sin embargo, el gobierno mexicano, siempre ha aumentado el precio de las gasolinas, aún cuando bajan los precios del petróleo.

México está catalogado por Alemania, entre los países que utilizan las gasolinas, para el cobro de impuestos. La gasolina en México nunca ha estado subsidiada, al contrario, siempre nos la han vendido con un sobre costo excesivo a los mexicanos. El gobierno mexicano está reprobado en transparencia, en el cobro y uso del impuesto a las gasolinas, de donde del precio por litro de 89 (ochenta y nueve) centavos de dólar, solo se puede comprobar en que se gastan 12 (doce) centavos de dólar, y el resto no se sabe en que lo destina el gobierno o a donde va parar.





Desde Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto, la importación de gasolinas ha ido en aumento, y el funcionamiento de las 6 (seis) refinerías existentes, ha ido decreciendo, para mantener el jugoso negocio derivado de la Reforma Energética: importar gasolina y vendérnosla aún más cara de lo que ya está. Esto es una trampa cíclica que provoca devaluación del peso frente al dólar y efectos inflacionarios, que todos los mexicanos hemos percibido, con un poder adquisitivo deteriorado en un 700% desde Salinas hasta Peña Nieto. Comparte la nota.

 
Aquí el video:
 
https://www.youtube.com/watch?v=J3LT77B-YC4