Parece que se conjuntaron los dos enemigos del pueblo de México: Peña Nieto y Trump. Por un lado el gasolinazo y la falta de decisión, hipocresía,  o falta de ganas por defender la dignidad de los mexicanos, y por el otro … un nuevo presidente de Estados Unidos tipo Calígula, con una falta de diplomacia, ofensivo, hostil, queriendo levantar muros, y deportar mexicanos y latinos.

No tiene caso ningún caso si hacemos boicot contra Strabucks, Walmart o Mc Donalds; mientras sigamos con el mal negocio de la compra de gasolina a Estados Unidos, el mismo pueblo mexicano está financiando y subsidiando a las refinerías gringas. La exportación de petróleo y compra de gasolina, debe parar y revertirse a menor exportación de petróleo y mayor refinación por parte de PEMEX, primero para abastecer nuestro mercado interno, y posteriormente, exportar gasolina y todos los derivados de la refinación del crudo. Es necesaria dar marcha atrás a la reforma Energética. Debemos obligar a Peña Nieto y al Congreso de la Unión, a derogar las Reformas Estructurales. El pueblo manda.





Sin duda alguna requerimos para éste 2017 y 2018, el cambio de régimen, MORENA y Andrés Manuel López Obrador, paracen la opción más viable, pero así como exigimos un buen gobierno, ya debemos de dejar de vender nuestro voto, por una misera despenda, por un televisor; no podemos ya vender nuestra dignidad, porque en el tema de honestidad, los mexicanos también hemos fallado. Es tiempo del cambio de régimen, pero el empieza en nosotros.

Quizá la llegada de Trump, sea un alivio después de 23 años de vivir bajo el miserable Neo-liberalismo que dejó al campo mexicano abandonado. Levantarnos y ser auto-suficientes no será fácil, pero habrá más ventajas, sobre todo recuperar la soberanía del campo y del sector energético, así como volver a la inversión de infraestructura. Comparte la nota.

 
Aquí mi opinión en video:
 
https://www.youtube.com/watch?v=RJHLDldgfRA