La empresa Hover ha presentado en Moscú el primer prototipo de un dron volador ruso capaz de transportar personas. Tras su fabricación, se prevé emplear al moderno dron en calidad de taxi.

El taxi volador desarrollado por profesionales rusos es capaz de alcanzar una altura de 150 metros y llevar una carga de hasta 300 kilogramos. Además, tiene una velocidad máxima de 200 km por hora y con una carga de batería puede llegar a recorrer 100 km.

El dron puede ser tranquilamente empleado en entornos urbanos, ya que sus motores eléctricos generan un bajo nivel de ruido y, según el director de la compañía Hover, Alexandr Atamanov, cuenta con una cápsula de protección para los pasajeros y un paracaídas balístico.

El tamaño de este taxi volador no supera el de un automóvil común y al ser eléctrico no gasta ni un centavo en gasolina.
Se tiene previsto que este innovador tipo de transporte se ponga en marcha en una primera etapa en el año 2025 y estará disponible para todas las personas sin excepciones. Sus mayores virtudes son el ahorro de dinero y tiempo, ya que su tarifa será más barata que la de un taxi terrestre porque no tiene chofer ni piloto y bastarán solo cinco minutos para que los pasajeros lleguen a su destino.

Los taxis voladores cuentan con una inversión de unos tres millones de dólares de privados y las autoridades locales de Moscú están ayudando con la regulación para poner en marcha el proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.