WhatsApp está intentando combatir la desconfianza que genera a nivel mundial la última actualización de sus términos y políticas de privacidad. El documento establece que la aplicación podrá compartir los datos de los usuarios con Facebook y otras empresas del grupo. Esta decisión podría frustrar sus planes en su mercado más grande, la India.

Aunque WhatsApp aún no ha registrado desinstalaciones masivas en ese país, los usuarios están descargando cada vez más otras aplicaciones rivales como Signal y Telegram, que por primera vez lideran las listas de descargas, según los datos de las empresas de investigación.

La reacción en la India, donde 400 millones de usuarios intercambian más mensajes en WhatsApp que en cualquier parte del mundo, obligó a esta aplicación de mensajería a lanzar una campaña publicitaria valorada en cientos de miles de dólares en al menos 10 periódicos en inglés e hindi.

“El respeto por su privacidad está codificado en nuestro ADN”, afirma WhatsApp en uno de sus anuncios.