Varias empresas trasnacionales, sobre todo canadienses, adquirieron concesiones de explotación de minas de ubicadas en el denominado Cinturón de Oro en Guerrero. Sin embargo la relación inversión-ganancias representa un saqueo a la nación azteca y al erario.

Aquí el video: